lunes, abril 30, 2007

Nunca vi llover así II



MARTES SANTO


Recordando como comenzó el Martes Santo este año para mi:





...volvemos donde lo dejamos, pasado San Esteban por el Duque y con Santi de compañía fuimos a la Alfalfa a ver a la Candelaria.

Llegó el paso de Nuestro Padre Jesús de la Salud andando cortito, reposado, con una banda detrás que impresiona desde lejos.




Y tras el Cristo llegó el palio, la Virgen de la Candelaria la vi mejor que nunca, suave, despacio, sin estridencias, avanzando muy elegante, para mi la sorpresa del año sin duda alguna. Cuadrilla que nos tenía acostumbrado a un estilo muy distinto, el cambio de capataz, para mi, ha sido todo un acierto y así lo demostraron el Martes Santo. La pena la lluvia, que no les dejó completar el recorrido con el buen hacer que llevaban.





Con motivo de la lluvia se vivieron estampas históricas, esta Hermandad se dividió, el Cristo fue a la Anunciación y el palio se dirigía a su Iglesia a paso mudá cuando se encontró en el camino, a la Hermandad de San Esteban por la cuesta del Rosario.



Tras ver el paso de la cofradía por la Alfalfa, nos disponíamos a ver a Santa Cruz por aquí:



Cuadrilla ésta sin mucho renombre en el "mundo" costalero, a la que considero infravalorada, buen capataz y buen andar, suave reposado, lento, con un compás abierto como le corresponde a una crucificado en silencio.

Llegamos tarde, estamdo ya en dirección al Postigo en pocos minutos comenzaría de nuevo el agua a azotar al Martes Santo sevillano. El crucificado se resguardó en el Postigo del aceite, el palio en la Catedral.




Sorprende la organización de la cofradía en la calle, la disposición y disciplina de los nazarenos que en ningún momento perdieron el orden ni la compostura...un detalle de una Hermandad bastante mejor de lo que se le reconoce en el mundo cofrade en general. Aquí, en archivos de audio la Virgen de los Dolores desde su salida de la Catedral, donde se refugió por la lluvia, hasta su iglesia de la calle Mateos Gago.












Mientras la Bofetá salía y entraba ante la sorpresa de todo el mundo, el tiempo no respetó mi a la primea ni a la última cofradía del Martes Santo, teniendo ésta qeu volverse dos veces hacia Son Lorenzo, estando los dos pasos en la calle en la segunda ocasión y el misterio ya en la Plaza de la Gavidia.



Y así terminó este Martes Santo, con agua por la mañana y a media noche, el Cristo de la Salud regresaba a su iglesia desde la Anunciación mientras íbamos camino de Ayamonte, esperando que en el Miercoles Santo no hiciera acto de presencia la maldita agua que provocó un Martes Santo incompleto, desorganizado y atípico.

2 comentarios:

José R. Suárez dijo...

Coño, Agus, no suelo ver los vídeos de tu blog pero como vuelva a poner uno con otra saeta tan chunga... Dimito directamente.

Post Scriptum Cushe parar una marcha pa que cante la gangosa esa... Anda ya...

Agustin dijo...

Agus, te cuento lo de la Bofetá el Martes Santo.

Al Misterio le pilló el aguarrón ya en la Gavidia, yo estaba esperando el relevo más alante y nos fuimos corriendo y empapados a proteger el paso.

Hubo un momento de incertidumbre. El palio no llegóa a salir a la calle la primera vez. Se volvió para adentro (estaba ya en la puerta) y los tramos de nazarenos entraron.

El misterio quedó parado en la Gavidia, se da la orden de seguir, se sigue hasta el punto de relevo, entramos en el paso, damos la primera chicotá pensando ya en la campana y a la siguiente nos dicen que vamos para casa.

El palio había salido solo una vez a la plaza y entró de nuevo a San Lorenzo.

El resto ya se sabe, vuelta del Señor por Jesús del Gran Poder y entrada tristísima en San Lorenzo, un mal año de debut.