martes, julio 10, 2007

Luis Miguel Carrión, Curro

Entrevista del especial de Córdoba en el ABC.

LUIS MIGUEL CARRIÓN «curro»: «Cobrar sería reconocer el trabajo de mucha gente, pero no sé si lo haría»


- ¿Cree que ha llegado una nueva era para el mundo de los costaleros?

- Yo pienso que el costalero por devoción, y si encima se le conjuga que tenga afición, es el modelo ideal para formar una cuadrilla de costaleros para una hermandad. Hay cofradías que tienen crisis y otras que tienen fortuna de tener costaleros. Lo que sí es indudable es que en los últimos tiempos hay una corriente a la que podemos llamar del «costalero aficionado», que van con un capataz o con otro. Si a este capataz le dan una cofradía hay un grupo de gente a la cual le gusta lo que está haciendo, le gusta trabajar con este capataz. Y si hay cofradías que tienen crisis de costaleros, llaman a ciertos capataces y arreglan ese problema.

- Lo que sí parece tener es muchos detractores...

- Esto parece una nueva corriente, pero siempre ha existido, ojo. Voy a poner el dedo en la llaga: a nosotros nos tachan de «sacapasos», de que no tenemos devoción por las imágenes que llevamos. Pero lo que hacemos nosotros ha existido toda la vida de Dios. Cuando Rafael Muñoz estuvo en su tiempo llevaba un amplio grupo de costaleros que iban a todas las cofradías que él sacaba. Lorenzo de Juan o Javier Romero lo mismo. Esto ha existido, pero ahora cualquier cosa es polémica. Dependiendo de quién la haga está mejor vista o está mal vista. Nosotros no estamos descubriendo nada. Si no hubiera problemas de costaleros, a curro no lo hubieran llamado en la Sangre.

- En la relación entre la hermandad y estas cuadrillas, ¿quién tiene la sartén por el mango? ¿Puede ser la cuadrilla un grupo de presión?

- No, al revés. Por ejemplo, en la Sangre, Alfonso Muñoz acaba este año. Mañana hay elecciones. Si a mí me echan o no cuentan conmigo, los costaleros que yo he llevado, por lógica, como han venido conmigo, yo no me los llevo. Pero si yo no voy a estar al frente, esos chavales no irán. Cuando yo me siento con ellos y me proponen llevar los pasos, ellos ponen una serie de condiciones: los pasos tienen que andar de esta manera. Y lo acepto. Un capataz «pseudoprofesional» se tiene que atener a las circunstancias de cada cofradía. Si una junta te dice que esto hay que llevarlo así, así lo tienes que llevar. No se impone nada.

- Pero quizá pudiera llegarse a entender mal en algún momento.


- Puede pasar, pero yo quizás lo veo más con las cuadrillas de hermanos. Por ejemplo, un capataz que quiere fastidiar a la Junta de Gobierno. Como tiene un grupo de hermanos, tiene un grupo de presión. Los aficionados nunca serán un grupo de presión, porque van, ensayan, hacen su trabajo, le hacen un servicio a la cofradía y se van.

- ¿Cuántos costaleros tiene a sus órdenes?

- Nosotros el año pasado, en todas las cofradías que sacamos, dimos 525 tarjetas de trabajo. Son 525 trabajos, no 525 costaleros, porque algunos repiten.

- ¿Todo aficionados?

- Depende de la cofradía. Las cofradías que nos han llamado es porque han tenido problemas de costaleros. El Cristo de Gracia no entra en esto, porque se nutre de su propia cuadrilla. En la Candelaria hay mitad y mitad y el Amarrado es con gente que ha venido para eso. El Perdón se nutre de lo que llevamos nosotros. En el Sepulcro llevamos 15 años y apenas hay dos o tres hermanos, pero llevamos tantos años sacando a la cofradía que los costaleros le han cogido tanto aprecio que algunos se han hecho hermanos e incluso han bautizado a sus hijos allí.

- Una vez que le llaman, ¿se ponen condiciones? ¿Se negocia?

- Lo primero es escuchar a la cofradía. Ellos ponen unas condiciones: forma de llevar los pasos, la línea musical. Yo no pido mucho, pero llevo mi equipo. En el caso de la Sangre, por ejemplo, tenían prioridad los hermanos de la cofradía que quedaran. No echamos a nadie, pero si no hay hermanos, los huecos los tienen que cubrir otras personas, y así se ha hecho. Nos han dicho que echamos a todos los costaleros que había en la Sangre, y eso es mentira. Es más, el Martes Santo del año pasado me llamó el hermano mayor diciendo que si le podía dar sitio a dos chavales que habían llegado de Madrid. Les dí sitio y ya está, y se modificaron las tarjetas de trabajo.

-¿Cuando trabaja, qué relación tiene con su gente?

- Pido, tanto a los míos como de la hermandad, que tengan un compromiso adquirido. Que si hay que ir a ensayar se vaya. Esto es un problema: que a la gente no le gusta ensayar. Nosotros tenemos una dinámica de trabajo, que hacemos pocos ensayos y la gente va. Esto son las normas, y para que un grupo funcione tiene que haber una jerarquía, una disciplina y un líder. Y ante todo ser respetuoso con la cofradía a la que se va. En eso me gusta mucho hacer hincapié, que aunque nos vean como sacapasos o mercenarios de las trabajaderas no lo somos. Por ejemplo, el Perdón es una cofradía que mima mucho a la cuadrilla de costaleros del Cristo. Ellos no obligan a nadie a pagar papeleta, pero en el último ensayo yo les hablo y se pasa una bolsa. Y se saca más dinero así que obligando.

Sin hipotecas

-¿Qué les reprochan sus detractores y por qué?

- A nosotros nos dicen que hipotecamos a las cofradías, porque donde vamos viene toda la cuadrilla. Pero yo no tengo la culpa de que las cofradías no tengan hermanos para sacarlas. Desde el punto de vista del hermano mayor, es como lo que ha hecho la Expiración, que ha llamado a Juan Berrocal para la Virgen del Rosario, porque saben que les llena el paso. Y tienen el problema solucionado. Pero cuando esos capataces no estén al frente de esos pasos, volverá a estar el problema. Tú no hipotecas la cofradía, tú no llamas a ninguna puerta. Vas porque te llaman. Esto pasa en Sevilla, pero los puristas de aquí no se dan cuenta.

-¿Llegará un momento en que haya que recurrir a contratar, pagando, a una cuadrilla?


- Para mí no tiene precio sacar al Señor a la calle. Cobrar sería reconocer el trabajo que estos hombres, a los que llaman sacapasos e insultan, están haciendo en la Semana Santa de Córdoba. Yo no soy imprescindible, pero me han llamado, y mientras esté al frente hago lo que la cofradía me pide. Cobrar, en cierto modo, sería reconocer el trabajo que han hecho, aunque yo no sé si cobraría. En la Expiración se ha pagado por una cuadrilla de profesionales. Está muy claro que si solucionas problemas puedes decir que no se vayan a lo cómodo. Si se pagan 800.000 pesetas por una banda...


Aquí el paso Misterio Hermandad del Císter, 2.006, último año que lo sacó él.




¿Qué os parece la entrevista? ¿estáis de acuerdo con sus afirmaciones? ¿creéis que se equivoca? en fin, ahí está, comienza el debate.

8 comentarios:

José Antonio dijo...

Curro es un auténtico caballero y hace una gran labor. No me parece que diga nada incorrecto aunque a muchos por mi querida ciudad todo lo que salga de él les escuece.

Es un líder, un hombre que ha sabido encauzar el fenómeno del aficionado al costal en Córdoba, favoreciendo así a muchas cofradías.

Kiski dijo...

Esta entrevista es de crack.

Un Saludo

Anónimo dijo...

La verdad es q es de 10 la entrevista las cosas claras y el chocolate espeso, además q el hombre se le ve q le han tocado bastante la moral y q callarse se calla poco , además todo dicho desde la más profunda coherencia , con la dinámica q hay en la inmensa mayoría de las ciudades este tipo de pensamientos se van a empezar q aceptar ya mismo en los círculos más puristas pq lo q funciona es lo q funciona , y hay q rendirse a las evidencias , costaleros con oficio y afición SIEMPRE, y si depués hay devoción po mejor todavía , pero como bien dice el Gran fri-kiski lo de arriba es siempre lo mismo y si eres creyente la imagen representa lo mismo sea cual sea , eso no se debe confundir con el cariño a una hermandad q eso es lo q muchos llaman devoción erroneamente desde mi punto de vista , un saludo y no seais tan vuerkas ome jajajajaja.

fdo:giakkomo.

Puntillazo dijo...

Cada vez me cae mejor este tío, es un crack y esta entrevista ha reflejado lo que sentimos y pensamos los aficionados del costal. A volá!!!

DelaSantaCruz dijo...

Ni que decir tiene que estoy de acuerdo con todas sus palabras, una forma clara y concreta de expresar una estilo y una forma de entender los pasos muy semejante a la mía.

Al igual que me pasó al escuchar la conferencia de Martín me congratula escuchar a gente que no tiene nada que ver con mi ambiente pensar de esa forma, me hace reafirmarme más en mis opiniones...

...al igual que me siento identificados un poco con ellos, es similar la persecución a la que nos vemos sometidos algunos en Almería por pensar de esa manera...y es curioso que siempre se acaba mencionado el mismo concepto...envidia.

Me gusta aprender todo lo posible de ésto, y Curro es alguien del que se puede aprender, a lo mejor no tanto por su ténica pero si por su forma de pensar, lo importante es lo que dice, independiente que sea desde Córdoba, Jerez, Sevilla o Pernambuco.

MarceAbenza dijo...

Me parece que este señor tiene mas razon que un Santo. Yo no soy de Cordoba pero en mi ciudad pasa tres cuartos de lo mismo.

Un saludo a los buenos aficionados al costal.

www.lagentebuena.blogspot.com

Soto de La Estrella dijo...

Hace lo que le gusta hacer,
y además creo que lo hace bastante bien y con gusto como se deben de hacer las cosas, y más en este mundo.

DelaSantaCruz dijo...

Si eres el mismo Soto de la Estrella que escribe en el foto de Córdoba, tus comentarios seguro que son claros y concisos.

Gracias por escribir en el blog, que espero renovar más, que últimamente lo tengo demasiado olvidado.