lunes, diciembre 04, 2006

Lluvia

El mal de las cofradías tiene nombre y apellidos, la lluvia, eso que tan de recibo es durante cincuenta y una semanas al año, y que tanto daño produce en una semana. Es lo único que provoca que la ilusión de un año entera se quede en casa y por desgracia, ultimamente se está poniendo de moda.

Mis ojos en poco tiempo han visto como las Hermandades de la Paz, Patrocinio, Cigarreras, Exaltación, O, Mortaja,Tiro de Línea, Beso de Judas han tenido que volver corriendo a refugiarse bien a sus propios templos o bien a templos vecinos con motivo del agua; además de una gran cantidad de Hermandades que se quedaron sin pisar la calle.


La Paz y Cigarreras se quedaron en la Catedral en distintos años, la Hermandad del Cachorro en la Magdalena, con las histórica chicotá del palio del Patrocinio que, aquellos que tuvieron ocasión de verla, aún recuerdan como se comió Reyes Católicos con suma elegancia; San Gonzalo se quedó en el Santo Angel para despejado el cielo volver con su madre de la Salud a la Magdalena que allí le esperaba, el Beso un año entró en Santa Catalina y hace dos, en el estreno del canasto nuevo, salió "corriendo" para su templo mientras que el Rocío se quedaba en la Catedral.

Esta entrada tiene continuación, puesto que si la lluvia provoca sensaciones de tristeza, el Domingo de Resurrección todo se convierte en alegría cuando los pasos vuelven por su camino al templo al que debieron volver en su día grande.

Aquí, como primera entrada, veremos y escucharemos pasos corriendo, corriendo por la lluvia, corriendo a refugiarse para no dañar el patrimonio que tantos años y tanta lucha ha costado, en la siguiente, escucharemos pasos de vuelta con la alegría de una segunda oportunidad para hacer su evangelización popular.

Así, nos quedamos como primero con un mp3, del año 2004, el SôL a paso a tambor y el misterio de Santa Catalina subiendo la Cuesta del Rosario entre los aplausos del respetable a paso de tambor:



Después nos encontramos con el Beso de Judas, entrando de forma inédita en la Iglesia de los Caballos para refugiarse, la Virgen del Rocío ese año apenas pisó la calle, un par de fotos nos ayudan aún más a apreciar que se vivión en aquellos momentos:



El Viernes Santo del 2006 no permite siquiera a la cofradía salir, Sevilla se tiñó de nubes negras, los hermanos del Cachorro vivieron con pena su segunda "no" salida en tres años, aquí un documento gracias a la web de la banda Ntra Sra de la Oliva:



Y por último, un documento histórco, la Valiente mas valiente que nunca, en el momento que decidió seguir fiel a su historia y continuó con su camino el día de la ida de su Coronación, vemos como arrecia la lluvia, vuelven para su capilla y la historia una vez más encumbra a esta imagen con el apelativo por el que se la conoce popularmente, decide volver a revirar y dirigirse a Sevilla para llegar a la Catedral.



CORONACION DE LA ESTRELLA
Este formato para aquellos que por el video google no se vea con alta definición.

Videos descargados de:
Banda Ntra Sra de la Oliva,Salteras
y Hermandad de la Estrella,Sevilla.



La próxima entrada consisitirá en mp3 de días de vuelta, de días de alegría, veremos como la Paz, el Patrocinio, Cigarreras y San Gonzalo ahogaron sus penas, nunca mejor dicho, en un día propio de tristeza, puesto que se nos acabó la semana que tanto esperamos, eso si, de una forma distinta y "especial".

4 comentarios:

Kiski dijo...

Hay pocas cosas más tristes que ver a una cofradía bajo la lluvia o que no puedan salir por ese motivo.

Aunque hay a algunos desgraciados, no tienen otro nombre, que se dicen cofrades y este hecho les alegra.

Un Saludo

Anónimo dijo...

Mi mas sincera enhorabuena por el trabajo que estais haciendo.
No aburrirse.
Y gracias por devolverme a momentos de mi vida que estaban aletargados y que aunque fueron duros, me transmiten alegrias con el paso del tiempo. Curioso.

Enhorabuena de nuevo y un saludo,
Paco Reguera jr.

TERTVLIO dijo...

Pues yo soy de los que se alegran ante la lluvia... De cuando en vez es de agradecer. Ofrece estampas insólitas, momentos irrepetiblemente angustiosos, tristes...

Intentaré describir (brevemente) lo que me apena y lo que me alegra de la lluvia:

Apena
- Que llueva desde por la mañana y no salga la cofradía.
- Que le sorprenda la lluvia lejos de un sitio donde refugiarse.
- Que se suspenda la salida y escampe.

Alegra
- Que una Junta decida salir aun a sabiendas de que todas las previsiones son adversas y se cumplan.
- Que a una cofradía le pille cerca de otra iglesia con el consabido revuelo.
- Que a un Hermano mayor que adopta esa decisión de forma unilateral lo fusilen después en la prensa.

A modo de resumen, creo que es bastante. Y ahora me gustaría preguntar algo por si alguien da una respuesta: ¿debe ser decisión de la Junta salir o no o se debiera atender a esta arbitrariedad (apasionada y acalorada normalmente) y dejar paso a criterios establecidos del tipo: hasta un 50% de lluvia (por ejemplo) se sale y a partir de un 51% no?

P.S. Seré raro. También me gusta que de cuando en vez los toros den sustos a los toreros. Y es que la lluvia es para las cofradías lo que un revolcón para los toreros: una toma de conciencia para el que se olvida de dónde tiene que tener los pies.

DelaSantaCruz dijo...

Partiendo de la base de que toda decisión que se tome en estas situaciones la veo acertada, creo que las imágenes estan hechas para salir a la calle, claro que está que por ésto no ha de salir si esta diluviando, ni tampoco si nos confirman que en pocas horas lloverá, pero ante la duda yo saldría.

Ahora parece que quedarse en casa es sinónimo de Hermandad "clásica" y creo que en eso la gente se equivoca.

Las imágenes están para salir, es patrimonio por supuesto, pero para eso hay restauradores, y por favor, entiéndanme bien, no digo salir a mojarse, pero si arriesgarse, que compensa mucho si sale bien, a fin de cuentas la misión de una Hermandad es salir a la calle y creo que debe intentar cumplirse.