miércoles, abril 11, 2007

Y todo empezó a las 00.00 de la noche en San Pedro.

DOMINGO DE RAMOS



A esa hora en la Parroquia de San Pedro vivo momentos especiales e íntimos, momentos que mezclados con los nervios de los que por allí andan ultimando los pasos son siempre especiales. Me cuesta dormir y este año más que nunca, para estar dando vueltas en la cama prefiero estar en la Iglesia disfrutando de lo poco que queda ya.

Esa noche fue especial para mi, no se en que quedara esas vueltas en la cama hasta cerca de las siete de la mañana, lo que si sé que me hizo sentirme bien y últimamente con eso es bastante.

La mañana fue con un levantar espectacular, desde la cama escuche el sonido de la Agrupación Musical Ntra Sra del Mar tocando "Cristo de las Aguas", ¿se puede despertar uno mejor en Semana Santa?.

El tiempo pasaba y sin más, otro año me vi en casa de Rubén, junto con Almudena, Lupi, Dani, mi hermano y el anfitrión de la casa. Al terminar de comer, los nervios ya no podían seguir escondidos, y tal fué la explosión que me fuí antes que nadie porque no podía seguir encerrado.

Llegamos a la Parada, después la Plaza Vieja, reunión, charla típica, todo el rato mirando al cielo, la cosa se ponía cada vez más negra, nunca mejor dicho, y para abajo que falta poco para salir.

Este año no hice la salida y la sensación de nervios que se pasa por fuera me he dado cuenta que es mucho mayor que debajo, si a eso le sumamos las gotas que el cielo derramó sobre nosotros, estaba que no podía. Soy muy nervioso en mi vida diaria, si es Domingo de Ramos ni te cuento, si encima estoy fuera del paso ya... y para colmo se puso a llover.




Ahí empezó mi Domingo de Ramos debajo del paso, ver el paso venir me hizo sentir unas ganas de que arriara...

El Domingo de Ramos fue algo distinto, especial, muchas palabras hay que usar para describirlo, no me puedo quedar sólo con una...disfrute, compañerismo, risas, kilos, sufrimiento, calle del cubo, puntillazos, alegría, tristeza, levantás, arriás, capataces, costaleros, relevos, sentimiento, añoranza, musica, tambor, aguador, familia, amistad, afición y un largo etc más, es la forma con la que se comprende hoy en día ser costalero de la Cena.

Otro año más nos hemos superado, otro año más tenemos claro que nos falta todavía mucho, que tenemos que seguir aprendiendo y mejorando, pero creo que todos tenemos claro que como este Domingo de Ramos nunca nos lo hemos pasado debajo del paso. Son muchas chicotás las que guardo en mi memoria, practicamente todas desde que el paso llegó a José Angel Valente.

La primera es la del mp3, me veía capaz de levantar el paso solo, todos los nervios que tenía dentro de mi, se vieron reflejados en un levantón de esos que disfrutas porque sabes que tus pies se han despegado del suelo sin saber cuando van a volver a él.






Después fue un continuo disfrute; la marcha Compañero en las Puras dedicada a Angel, por quien iba a ser si no...no quedó lejos el bordillo maldito. La chicotá de la Catedral, el espectacular paso por la calle del Cubo a los sones de "Santa Marta", despúes en la puerta de Juan con "Este es mi Cuerpo" bajando con los tambores destemplados para llegar a la calle Real con la marcha que hace sentir como propia una composición musical. Con Rocío por la Virgen del Mar y el piloto automático de Jorge, el relevo del paseo, ver subir el paso con la zancada Eucarística en su máxima expresión para arriar en Ricardos...

Esa calle tiene algo especial, no sé el que, pero lo tiene, ese General provoca algo debajo de ese paso que no se puede explicar, que no se puede describir, sólo se puede saber si se vive debajo...Maestro, Barrabás, Dulce Nombre, Este es mi Cuerpo y Requien pusieron la banda sonora al momento más esperado para 79 personas que forman la cuadrilla.




Sólo puedo dar las gracias a todos los que haceís posible esta salida, no puedo olvidarme del Tri,el máximo responsable de la cuadrilla y de todo lo que estamos viviendo, tampoco del Migue y esos momentos que pasó conmigo antes de salir el paso, no sería justo dejar fuera a Juan, no me gustaría verme en tu piel, no sabes lo que te perdiste, y Angel desde la distancia pegado al teléfono...todo el mundo, la gente de mi palo, Jorge, Antonio, Castro, José, Miguel, cuñao del Migue, Alberto, los de primera que fueron soportándome, Leo y Soto que grandes sois los dos, Rubén, Alex, Jerez, Jesús, Dani, José, Jordi,Kiski que cuaresma nos hemos pegado y esos 79 que formamos esta cuadrilla, volvimos a incrementar la leyenda costalera que tenemos, la que nos hace distinta, la que hemos creado nosotros, la que nos merecemos, la que nos precede y nos corresponde porque es nuestra propia historia.






Así se fue otro año, de espaldas, tendremos que esperar otro año más, para volver a sentir el crujir de la madera por el pavimento del General.

Fotografías del Fotolog de Daniel Pérez.



Tengo la suerte de ser costalero de la Cena.

7 comentarios:

Raúl Ramírez dijo...

Inconfundible el Sol de Portocarrero a la espalda de la catedral almeriense, todo un símblo de la ciudad.

NICODEMO dijo...

Solo faltaba los guardabrisas encendidos para darle un poco mas de luz al paso.

Buena entrada agustin.

Que tendra ese bendito general.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Dios¡loko te has superado esta vez me has hecho emocionar de pensar en esos momentos que vivimos debajo del barco de la eucaristia y las horas y los dias previos, es un orgullo ser COSTALERO de la Cena, y en la calle Ricardos es cuando uno se siente de verdad costalero.

Muchas gracias a todos por esos momentos.
Jordi montes

Kiski dijo...

Yo antes que persona soy costalero de la Cena.

Lo tengo claro.

Un Saludo

Iscariote dijo...

Momentos inolvidables los vividos debajo de esas trabajaderas y rodeado de los estabamos alli.

No hay sensacion mejor que la de sentirse costalero de la Cena.

Un Saludo.

P.D: Si es que somos unos Showmans

José R. Suárez dijo...

Otro año más que casi, ni la vi.

Post Scriptum Por las Puras y Cubo. Poco más.

Kiski dijo...

Lo tuyo es de juzgado de guardia José Ramón

Un Saludo