sábado, enero 12, 2008

Se ha dado un paso

Ayer Viernes, a las 21:12 de la noche me llega al móvil, de parte del reportero dicharachero que está en Sevilla el siguiente mensaje:

"Acabo de ver al Vizcaya saliendo de los panaderos entre aplausos.Lo ha dejado."


...Se ha dado un paso, no sé si este es el primero, al igual que tampoco sé si será el último, sé que es un paso, un paso para recuperar la dignidad de un oficio que se está perdiendo, un oficio que está cambiando, revirando nunca mejor dicho hacia un punto oscuro, hacia un punto que hace perder sentido a muchas cosas, a muchos principios, a muchos aspectos que dignificaban la labor de las cuadrillas.

Manuel Vizcaya junto con el Pollero y su equipo, el Viernes pasado en Sevilla dieron un paso adelante para recuperar las competencias de los capataces, dieron un paso adelante para recuperar lo que nunca se debió perder, dieron un paso señorial y rebosante de categoría dimitiendo de su puesto como capataces del Soberano Poder de la calle Orfila...en un país donde nadie dimite, en un ambiente donde como buitres carroñeros se aferran a los puestos con uñas y dientes, es todo un hecho relevante el que una persona se vaya por su propia iniciativa al no estar de acuerdo con las directrices impuestas.

Manuel Vizcaya el Viernes pasado asisitió a la igualá del paso Cristo de los Panaderos para presentar delante de todo el mundo su dimisión, mirando a los ojos a aquellos que han provocado tomar esa decisión, mirando a los ojos a todos los costaleros de esa cuadrilla, a aquellos que le pedían que se quedara, a aquellos que rumiaban para que se fuera, a aquellos que están deseando agarrar ese martillo...Manuel Vizcaya y el Pollero se han ido de una cuadrilla magnífica, de una cuadrilla que siembra cada Miércoles Santo elegancia a raudales por las calles de Sevilla, se han ido de una cuadrilla integrada en la Hermandad, de una cuadrilla por la que se dan tortas por entrar una cantidad elevadísima de aspirantes, de una cuadrilla para muchos de las mejores de Sevilla, una cuadrilla hermana, de esas que todos tienen que pasar por caja tanto para pagar mensualidades como para pagar papeletas, de esas que se las ha exprimido para sacarle el dinero...

...de esas a las que se les cuenta que ser costalero es un sentimiento pero se excusa en la estética para echar a la calle a dos trabajaderas, se les exige pagar puesto que todos deben ser hermanos con sentimiento y con dinero...pero para estos hermanos, pagar la papeleta y las cuotas como así se les ha exigido no ha sido suficiente, se les ha echado a la calle con el único pretesto de la estética...entonces por favor, en que quedamos, ¿qué es lo que importa? ¿la estética? o la venganza personal, el peloteo de aquellos que quieren golpear el martillo del misterio panaero.


El año pasado, 2.007, revirando de Alemanes a Hernando Colón




Manuel Vizcaya ha dado un ejemplo a toda la Sevilla cofrade, ha dado ejemplo a muchos capataces de Sevilla, a muchos con más nombre que él. Se queda con un paso, pero con la seguridad de que es un hombre reconocido en el mundo de la trabajadera, reconocido por su labor delante de los pasos y desde hace muchos años ya, como persona, pero este acto de defensa lo ha puesto en primera plana, ahora que nada más que se habla en este mundo de cosas absurdas como son los colores de los costales, el tipo de camiseta, la uniformidad, hasta las vueltas de un pantalón, absurdeces todas y cada una de ellas, ha llegado un capataz a poner fin a una sangría de decisiones que lo único que están haciendo es minar este mundo poco a poco acabando con la esencia que tiene ser costalero, y que tan bonito y distinto lo hace.

Entiendo a los costaleros que se quedan, y entiendo más a los que se van, cada uno es muy libre de hacer lo que crea oportuno puesto que cada uno es dueño de su espalda y es muy libre de decidir ir con quien quiera, cuando quiera y como quiera, cada uno tiene sus circustancias propias y cada uno decidirá lo que crea oportuno, ahora yo apoyo a todos aquellos que se van ante la injusticia hecha...yo no podría estar en un sitio donde creo que se ha cometido una injusticia...he leido muchos comentarios sobre este asunto, y me quedo con uno, con el de una persona que gracias al mundo de internet he podido aprender mucho de él, es un hombre de la Hermandad, es un hermano costalero por decisión propia y no por imposición, y se va, se va siendo uno de los más veteranos de la cuadrilla porque cree que el sentimiento de Hermandad va relacionado íntimamente con el de amistad, y él no puede estar en un sitio donde a sus amigos los han echado sin justificación.

En este último vídeo podemos ver la salida del paso de misterio en el año 2.004, espero poder ver más vídeos de Manuel sacando ese paso a la calle Orfila...





.

14 comentarios:

José Antonio dijo...

Menuda metedura de pata de la junta de gobierno.

¿El que venga detrás de Vizcaya qué carita va a poner?.

chipi dijo...

pero donde vamos a llegar esto es de verguenza se van a cargar unas de las profesiones mas bonitas del mundo haber si le da un poquito de verguenza a las directivas imaginaros ser miembro de la junta y tener que ir por la calle con la cabeza agachada criticandote todo el mundo pero con lo que an hecho estoy seguro que no tienen ni una miaja.y un OLE por vizcaya a demostrado que la cara de uno vale mas que todo eso
esperemos que algun dia no se tengan que acordar de esto
gracias agustin por tenernos informados de estas cosas y sobre todo a tu hermano que es el periodista.

UN ABRAZO

José Ramón Suárez Ortiz dijo...

A uno le podrá honrar mucho una decisión como la de Vizcaya pero más allá del prurito personal no conducen a nada.

Blog, foro o web en la que leo la noticia destacan lo honesto y cabal de la decisión de Manuel Vizcaya y, sin embargo, muchos de los que lo han leído están deseando ocupar ese sitio. Y como la causante del lío (esto es, la Junta) no cambia, está claro que los que quieren aceptar, lo harían a cualquier precio así que, como digo, más allá del prurito personal, una actitud como la de Vizcaya no conduce a ningún sitio mientras haya personajes dispuestos a todo con tal de figurar en el mundo del costal.

Post Scritpum Por algún sitio leí el nombre de Juanma Martín...

DelaSantaCruz dijo...

Y su recadito le dejó...El hijo de Juanma Martín es costalero de la cuadrilla, en mi primer escrito va entre líneas también...mirando a aquellos que están deseando agarrar el martillo que él deja, pero habrá que esperar cual es la decisión, por los bares en Sevilla que se da por hecho que el capataz de los Gitanos será también el de los Panaderos...esperemos para no acusar sin fundamento.

Está claro que otro capataz sacará el paso, pero habrá que ver quien será y a partir de ahí sacar conclusiones.

Creo que Manuel Vizcaya ha hecho lo que tenía que hacer, ha defendido a sus costaleros y ha dignificado a su oficio no aferrándose al martillo bajándose lo pantalones como sí han hecho otros muchos

Pastelero dijo...

Creo que pasa usted varias cosas por alto, y creo que se está alabando en demasía al capataz.

Vaya por delante, que el Hno Mayor de la Hdad del Prendimiento es un impresentable. Conocido ya. No hay duda.

El actual Hno Mayor, era costalero del misterio hasta que se hace cargo del mismo el Sr Vizcaya que lo pone en la calle. Además hay ciertas rencillas entre el Hno Mayor y el segundo de Vizcaya, el "pollero", relacionadas con la Hdad del Rocío de Triana.

No se hablaba igual de Don Manuel cuando hace unos años, la Junta de Gobierno obligó a los costaleros a ser hermanos. En aquel momento tampoco se tuvo en cuenta que había mucha gente que llevaba muchos años sacando aquel paso, cuando no tenían gente, y que no estando de acuerdo con la medida abandonaron la cuadrilla, doliéndoles igual que le puede doler hoy lo sucedido al capataz. Qué hizo entonces el capataz por "sus" costaleros?
Díganlo.

Esta polémica que ha terminado con la dimisión del capataz, no es nueva. Estaba claro que hace tiempo le vienen buscando las cosquillas. Pero Manuel ha andado mal. Torpe. Lento. Aún así diseña una nueva parihuela, habiendo puesto la Junta en su conocimiento, y en un tono cordial, la preocupación de ésta por ver el paso demasiado alto. El capataz dijo de quitar las dos últimas trabajaderas. Trabajaderas formada en su mayor parte por gente muy antigua en la Hdad, no así las dos primeras, formada principalmente por hnos de la Hdad que el capataz rescata de otro paso.
Se tenía que haber ido antes. Y se tenía que haber ido bien. Como se van los señores.
No puedes reunirte la noche del Jueves con la Hdad hasta altas horas de la madrugada, y terminar diciendo que sacas el paso.
Y horas despues, dices que lo dejas, delante de la cuadrilla. Eso está feo. Eso no se hace, y menos faltando dos meses para Semana Santa.
Además señala a un costalero, a uno de "sus" costaleros, y lo acusa de intentar moverle la silla.
Eso tampoco se hace.

Mi conclusión después de todo esto, es que se ha juntado el hambre (Emilio Santiago), con las ganas de comer (Manuel Vizcaya).

Toda esta información podrá ser verdad o mentira. Me da igual. Pero lo que no podemos es decir qué bien lo ha hecho el capataz cuando no es del todo así.


Ea. Qué agustito me he quedado.

Pastelero.

pastelero dijo...

Se me olvidaba.

Igual que se pierde el respeto por este trabajo, el "hubo un tiempo en que las Hermandades elegían a sus capataces y los capataces a sus costaleros...", también se pierde el respeto por parte de los capataces hacia las Juntas de Gobierno.

pastelero dijo...

Por último. Manuel Vizcaya, muy a pesar mío, no ha defendido a sus costaleros, porque no ha sabido defenderse ni él mismo.

Una apuesta: Paco Arnáiz.
Y Vizcaya en un futuro.

DelaSantaCruz dijo...

Es el segundo escrito que hago sobre el asunto, el primero lo puede leer pinchando este enlace: http://mentideroscofrades.blogspot.com/2007/12/se-pregon.html , aquí podrás leer mi postura sobre lo que pasó hace tres años cuando obligaron a todos a hacerse hermanos, agradeciendo con la expulsión a aquellos que llevaban muchos años cuando en el inicio no había gente ni para completar las trabajaderas.

Cada uno es libre de sacar sus propias conclusiones sobre lo ocurrido, yo estoy de acuerdo con la decisión que tomó, creo que la dignidad debe estar por encima de un martillo y la intormisión en su trabajo estaba atentantando contra la dignidad como capataz.

Sobre el tema de Juanma, me cuesta trabajo creer que sea él el capataz a pesar de que es lo que se rumorea con insistencia, yo también pensé en Arnáiz como primera alternativa, ya veremos como queda todo.

Crees que Vizcaya podría haber actuado de otra manera, crees que se ha equivocado...yo no puedo hablar de lo comentó en primera persona puesto que allí no estaba, pero si me quedo con el fondo de la decisión y el fondo nos quiere decir que debe acabarse ya con las intromisiones de las Juntas de Gobierno en las cuadrillas, que la función de un hermano mayor no es actuar como un cortijero sobre la misma, que hay competencias que él no puede ni debe asumir y una de ellas es la elección de los costaleros y el manejo de la cuadrilla.

Vizcaya se ha defendido el solo o ha defendido a sus costaleros...él podría haber seguido sacando el paso, hubiera perdido autoridad y credibilidad entre sus costaleros, pero seguiría sacando dos pasos, en pocos meses a la gran mayoría se le olvidaría lo pasado y él en el 2.009 volvería a sacar el paso.

Lo que si me cuesta trabajo creer es que Vizcaya vuelva a sacar los Panaderos...aun están esperando los costaleros de los Ariza que vuelvan éstos al Gran Poder como así se les prometió antes de las elecciones...es muy difícil ser capataz en Sevilla y hoy en día los martillos aportan mucho poder, son utilizados políticamente, ganan elecciones, resuelven favores personales, y veo muy complicado que Vizcaya vuelva, ojalá porque creo que la labor era bastante buena, con sus pros y contras como todos, pero sin duda, era digna de admiración.

Gracias por escribir en el blog, espero verte opinando más por aquí.

NATURAL dijo...

Yo no se nada de la noticia pero creo que la decisión es de señor.

Un saludo.

pastelero dijo...

De señor es dimitir sin hacer ruído.

José Antonio dijo...

Hablando en plata, esto ha sido una granujada de la junta y que menos que el hombre se dé la satisfacción de irse rodeado de su gente. Criticar eso son ganas de rizar el rizo.

Si se ha ido soltando algún recadito y después de haber dicho otra cosa a la junta días antes tampoco debe ser algo especialmente criticable. Los santos están en los retablos, no debajo de los pasos y si dijo lo que dijo por algo lo haría. No me creo que alguien se tire a la piscina en esa situación y delante de tanta gente. Lo del cambio de opinión es algo anecdótico, estoy seguro que el hermano mayor sabía que tenía que buscar a alguien ya que no le ha dado una salida digna a Vizcaya para seguir de capataz.

Los costaleros que sigan debajo del misterio panadero deben asumir que si acatan esto se les avecina un futuro oscuro. Yo pienso que un hermano que quiere a su titular siempre tiene la posibilidad de coger su túnica y un cirio para acompañarlo. Y si no se es hermano, hay muchas posibilidades para disfrutar siendo costalero de Sevilla como para tener que tragar con algo así.

Anónimo dijo...

vizcaya por que no te callas , ese hombre bajo mi punto de vista no ha actuado bien y la gente lo sigue endiosando pues no señores hay que hacer las cosas bien pa poder llevar un traje negro en sevilla y la cabeza alta .

DelaSantaCruz dijo...

Vizcaya ha intentado esperar a última hora para solucionar el problema desde su punto de vista, desde luego.

Vizcaya en ningún momento quiso ponerse delante de un micro, dato importante.

Vizcaya se ha ido de una Hermandad donde podría haber tragado las directrices impuestas y en el año 2.009, nadie se acordaría de ésto, desde luego.

Vizcaya es humano, y como tal, ante la injusticia sufrida ha actuado como ha entendido mejor, desde luego.

Veo bien que haya ido a hablarle a sus costaleros, veo valiente que le haya hablado a la cara y pedido la dimisión a aquellos que lo han obligado a irse, veo bien que dejara recados a aquellos que quieren sacar el paso saltándose normas no escritas de ética en los capataces...al salir Vizcaya por la puerta ya se escuchó..."si la Hermandad me lo pide", incluso el Sábado en los ensayos ya se comentaban altas para el Soberano Poder.

Vizcaya se habrá podido equivocar para algunos en las formas, yo lo veo un acto valiente, pero aún así, lo que más me importa es el fondo, el fondo de la decisión que ha tomado que no ha sido otra que irse, irse en una situación que muchos aceptarían, que otros están aceptando y por eso creo que le honra, ha demostrado tener principios y categoría para irse.

TERTVLIO dijo...

No es por hacerte la competencia (que lo es) pero aquí se puede leer una reflexión interesante.

Post Scritpum Y no digo que la tuya no lo sea (que no lo es)... ;oP