miércoles, agosto 01, 2007

Los Gallego

...

¿Un defecto y una virtud de las actuales cuadrillas?

Miguel: Actualmente estamos en un punto álgido con una muy buena base de los primeros hermanos costaleros, pero esto no ha parado de evolucionar, no sabemos hasta cuando llegará y si habrá crisis de costaleros..., creo que se está empezando a notar.

Quizás se pueda echar en falta un poco de espíritu de sufrimiento, meterse debajo de un paso supone ir incomodo, cargando kilos, evidentemente sudando, ir apretujado, sufrir pisotones, etc. En definitiva supone hacer una verdadera estación de penitencia.

Primordialmente esto se nota en las igualás, a las cuales nos vienen 90 personas buscando un sitio y de ellos, el 80 % pasa de los 30 o 35 años y tienen cierta experiencia. El resto son gente jovencita, sin experiencia, que a veces se aburren al no encontrar huecos y ahí es donde puede venir la crisis al no haber sitio para nuevos costaleros. Hoy día hay hombres que capaces de cargar 4 o 5 pasos durante la semana, pero el día de mañana, los que vengan... ¿serán capaces de ocupar sus puestos?

Alberto: Hay menos humildad que cuando empezamos en los años 80. Antes teníamos 6 o 7 ensayos incluso con pruebas reales y éramos muchos menos. Ahora casi todas las cuadrillas van dobladas, y te encuentras con algunos a los que hasta tres ensayos, que es lo que se viene a hacer hoy en día, les parece muchísimo.

Manolo: Yo creo que esto es algo cíclico. Cuando nosotros empezamos ya se escuchaban las críticas de los costaleros viejos de entonces hacia los nuevos.... que si falta de espíritu de sacrificio, que si solo nos importaba “bacilar” por la calle con la ropa debajo de un brazo y la novia en el otro, que si no había poderío físico para aguantar tantas cofradías..... Con más o menos razón (porque de todo hubo entonces, hombres que se podían meter en ese saco y otros que no) esas eran las críticas que se dedicaban a la generalidad. La sorpresa te la llevas ahora, cuando te das cuenta resulta que tú mismo y casi todos los de tu quinta estáis haciendo una crítica similar...... que si antes teníamos 6 o 7 ensayos en cada cofradía que sacaras y a la gente de ahora hasta tres ensayos les parece excesivo, que si los ensayos antes se alargaban hasta las 3 o incluso 4 de la mañana y ahora a la 1 ya están mirando el reloj, que si antes estábamos deseando que llegasen los ensayos y hoy parece que para algunos es un suplicio, que si en los primeros años encontrarnos con dos relevos en el palo (y que se cumpliesen) era un lujo, que si tuvimos que aguantar en muchas ocasiones el paso en la calle con huecos libres y ahora se quejan hasta con las cuadrillas dobladas; o sea, que cuando te paras a pensar un poco resulta que estas hablando también de falta de espíritu de sacrificio, muchas ganas de lucirse por la calle, etc. Pienso que estamos en el mismo caso de antes, hoy en día habrá algunos que se puedan meter en ese saco y otros que no. Hoy, como siempre ha pasado, hay mejores y peores aficionados.

Entre las virtudes, evidentemente los pasos, por regla general, se están paseando muy bien y con muchísima dignidad.

Miguel: Actualmente entran en las cuadrillas chavales de 22 años que, aunque sean buenos costaleros, tienen que demostrarlo con el tiempo. Hay que demostrar las cosas con tiempo y ahora con un solo año, algunos creen que ya lo saben todo y están totalmente equivocados. Siempre se aprenden cosas nuevas con el paso de los años, incluso nosotros mismos vamos en continuo aprendizaje. Quizás se deba alardear menos y tener más humildad.

¿Qué capataces os han marcado en vuestra trayectoria?

Miguel: Evidentemente con los que hemos podido trabajar. La técnica, la igualá y la profesionalizad de Los Ariza y la humildad de Sebastián Pagés.

Alberto: Rafael Ariza “El Viejo” (pero el viejo de ahora), que es único

Manolo: Pepe y Rafael Ariza por muchísimas cosas, Sebastián Pagés por su humildad y, por supuesto la bondad y corazón tan grandes de Manolo Santiago.

¿Un Cristo, un misterio y un palio?

Miguel: Gran Poder, Jesús Ante Anás y el palio del Dulce Nombre

Alberto: Gran Poder, Jesús Ante Anás, los palios del Dulce Nombre y Macarena

Manolo: para mí lo más grande de la Semana santa es su diversidad, por eso me quedo con todos, pero si por fuerza he de escoger: Gran Poder y Buena Muerte, Jesús ante Anás y Traslado al Sepulcro, Dulce Nombre y Mayor Dolor y Traspaso. (Me resisto a quedarme con uno solo de cada).

¿Cuantos hombres teneis a vuestro mando?

Calculamos que están en torno a 350 aproximadamente

¿Hay “moda” en el costal y la trabajadera?

Alberto: Por supuesto que sí. Los hay que llaman mucho la atención al remangarse en exceso el pantalón, los botines y costales de colorines, la ropa excesivamente baja tapando los ojos...

Miguel: Esto es como todo. Lo mismo que te gusta ir arreglado en la vida civil, debajo del paso también. Hay quien se puede estar pasando un poco, cosa que a nosotros, mientras no atente contra la seriedad, cada cual puede ir como quiera. Igualmente si no existieran relevos, como antaño, tampoco se verían. Pero a quien hay que mirar es a la Imagen sobre el paso y no al costalero

Manolo: Los capataces y costaleros deben de pasar lo más desapercibidos posible, por lo que hay que saber estar dentro de unos límites. Siempre han existido ropas de colores, de cuadritos o de flores, pero ahora se llegan a ver algunas con muñequitos que la verdad..... De todas formas a mí concretamente no me gusta la uniformidad excesiva, al menos en todas las hermandades, hay cofradías con mucho colorido del que también forma parte la diversidad en el vestir de las cuadrillas.

¿El capataz impone sus formas de llevar el paso o es la junta la que decide?

Manolo: El capataz y la cuadrilla, a la hora de sacar el paso, son servidores de la Hermandad y deben de adaptarse a la idiosincrasia y forma de andar de sus pasos en la calle. Por eso creo que no se puede hablar de imposiciones, a no ser que por algún motivo el paso haya dejado de andar con su estilo y la Junta de Gobierno te exija que se recupere. Otro problema distinto es que te puedas encontrar con la cofradía ya en la calle, con un fiscal que quiera imponer excesivamente sus criterios, queriendo incluso medirte las chicotás. Evidentemente el capataz va a las ordenes del fiscal, pero la labor de este debe ser controlar el horario del paso y dejar que sea el capataz (que es el que conoce a la cuadrilla y debe saber en todo momento como viene la cosa) el que dosifique el esfuerzo de los hombres dando chicotás más largas o más cortas según convenga en cada momento para poder llegar a cada sitio a la hora fijada.

Alberto: Nos tenemos que adaptar a la Hermandad. Por ejemplo, al tercer año de sacar el Carmen Doloroso y cambiar el paso de misterio grande, la hermandad quiso cambiar la forma de llevarlo y nosotros nos adaptamos a ello, porque era lo que quería la Hermandad.

Miguel: Nosotros hemos tenido la suerte de estrenar el Carmen Doloroso como Hermandad de penitencia, que al principio con el paso pequeño no cabía otra cosa que no fuera el andar “de frente y reposao” y actualmente la hermandad se adaptó a una nueva forma de andar con el paso de misterio actual.

Los estilos lo deben marcar las hermandades, no los capataces. ¿Alguien se imagina un capataz en Triana que quiera cambiar la forma de llevar en la Madrugá a Jesús de las Tres Caídas?

Un momento anecdótico o emotivo en vuestra andadora como capataces?

Alberto: Un año especial fue el año 2003, en la que sólo salio la Bofetá y nunca había visto tanta gente alrededor del paso. Aplaudiéndonos cada vez que levantábamos el paso. Eso jamás lo habíamos vivido en la Bofetá. Incluso una cuadrilla entera que venía de la provincia nos pidió si podían realizar una chicotá.

Manolo: coincido con Alberto en que el 2003 fue impresionante, también recuerdo muy emotivamente el año 1995 que tuvimos que dejar nuestros Titulares en la Catedral por culpa de la lluvia. Como anécdota fuera de lo normal fue una persona que nos pregunto en la calle sierpes por qué el paso de la Bofetá siempre lo llevábamos al revés; la verdad, no creo que fuese muy cofrade.

Miguel: Para mi momentos emotivos son cuando se retira, después de muchos años, un compañero costalero y ves como, cuando llega a la iglesia, se queda llorando bajo el paso.

Un sueño:

Manolo: Que Dios me dé salud y me eche una manita con los responsables de las hermandades para que me permitan sacar los pasos hasta la edad de jubilarme.

Alberto: Llevar al Carmen Doloroso a la Catedral y por supuesto en un día de Semana Santa y poder trabajar en una cofradía con mi futuro hijo, que nacerá dentro de pocos meses.

Miguel: Conseguir llevar al Señor de la Paz en estación de penitencia a la Catedral y que ojalá podamos retirarnos de “motu propio”, con cierta edad, habiendo cumplido el ciclo y de la mejor manera.

¿Cuáles son vuestras marchas preferidas en la calle?

Alberto: Cornetas “Al Señor de Sevilla”, palio “Solea dame la Mano ” y de Agrupación “Alma de Dios”. Una anécdota curiosa es que tengo mucha ilusión en escuchar una marcha dedicada a la Virgen del Carmen Doloroso y el año pasado, estando mandando el misterio de Jesús de la Paz , al ver por allí a un compositor de los de postín actualmente le pedí que le compusiera una marcha a la Virgen ; y él me pregunto ¿y como se llama la Virgen ?

Miguel: De agrupación la Santa Espina , que le decíamos “Tarradellas”, de Cornetas “Silencio Blanco” y de palio “Dulce Nombre” de Lerate, aunque sin olvidar las dedicadas a la macarena y Los Campanilleros.

Manolo: De palio “Solea dame la Mano ”, de cornetas “Al Señor de Sevilla” y de agrupaciones “Cordero de Dios”.

¿Algo más que añadir para concluir?

Que haga buen tiempo y que salgan todas las cofradías en esta Semana Santa 2006. Respeto para todos los capataces y costaleros pues, aunque no son, ni muchísimo menos, los que inventaron la Semana santa, si que le dan el pulso y ritmo, a veces dejando lesiones en sus cuerpos para el resto de sus vidas, creo que se debería valorar justamente ese sacrificio que se realiza.

Entrevista realizada por el portal ArteSacro que como veréis está un poco defasada en algunos temas por ser del año 2.006, ya no sacan la Hermandad de Cantillana, en la actualidad lo hacen Carlos Valdés y Manuel Barragán y el Misterio de la Paz ya realiza Estación de Penitencia por la Catedral. Aún así creo que merece la pena conocer la opinión de estos capataces, que como ya he comentado otras veces en este blog, lo considero infravalorados en Sevilla...quizás tengan que ir más de bares para que sean reconocidos por el "gran público"...grandes costaleros en su momento y grandes capataces en la actualidad...escuela Ariza.

Enlaces relacionados:

19 de Junio

22 de Enero

4 comentarios:

giakkomo dijo...

Dejan entrever muchísimos detalles q muestran el tremendo oficio y la madurez q tienen estos señores ya en los martillos , me considero como tu agustín un seguidor aférrimo cada martes santo del misterio de la bofetá q es sin duda el sumum de la elegancia andando de frente, y lo más curioso es como pasan desapercibido tanto la cuadrilla como el trabajo de estos capataces.

Agustin dijo...

Pues es un cuadrillón, con muy buena gente debajo, mucho compañerismos, y sobre todo con mucho oficio.

El buen resultado de esta cuadrilla es, aparte del trabajo, que es mucho y bueno, la relación con los capataces, por ejemplo, el martes pasado tuvimos una "convivencia" de despedida antes de vacaciones, muy curioso al menos

Anónimo dijo...

Muy buena la entrevista, da gusto leer este tipo de cosas. A los gallego sólo los conozco por ver en video su trabajo y por lo tanto que me ha hablado Agustin de ellos, he podido leer que es escuela Ariza y ya me explico todo.

Un saludo.
Alejandro Torres.

P.D: Agustin sigue así con el blog que cada dia va a mejor.

Agustin dijo...

Gracias. Alli también tenéis vuestra casa